miércoles, 22 de agosto de 2018

Producir dinero…

Willian Baldayaque


En una entrevista que le realice en mi programa al joven Diminson Ramos, sobre qué cosa le gustaba hacer en su vida o que le causaba satisfacción, me dijo sin dudarlo dos veces: ¨Producir dinero¨.

Regularmente a este tipo de pregunta, uno espera que se le diga como comunicador, cosas como ir de fiesta, visitar restaurante, ir a los bares, colmadones, de paseo, de viaje y mil cosas más que hoy se establece como las cosas que dan la felicidad en apariencia y llenan los vacíos.

Producir dinero es la ocupación de Diminsion Ramos, conocido por todos por la labor que realiza y a la cual le invierte todo el tiempo posible como joven. Aunque igualmente disfruta de su juventud de vez en cuando, su objetivo es producir dinero de forma honesta y transparente, ya que entendió que el lujo de la vida, lo da el trabajo, la responsabilidad y la disciplina.

Aunque tiene un buen desenvolvimiento, dijo que no se considera una persona inteligente, pero si habilidosa, para saber trabajar a su favor y en su beneficio, lo que le ha dado la estabilidad en su negocio.

Ante la pregunta sobre la fama de ser tacaño, dijo que su dinero le cuesta bastante ganárselo y que gracias a eso pudo adquirir hace poco su primer auto, el cual pago en su totalidad. Cosa que la gran mayoría adquiere a través de deudas en intereses que al final le cuentan en doble.

Hoy que vi esta foto en su muro, recordé que debía escribir sobre su entrevista, la cual alcanzo en el programa la mayor audiencia, a través de Facebook life, que muchos políticos no han logrado alcanzar antes.

Dialogar con él fue de mucha satisfacción para mí, porque en un pueblo de pocas oportunidades, los jóvenes necesitan de referente, que le digan que el trabajo arduo, responsable deja sus frutos, pero que para eso hay que ser muy responsable y saber bien cuáles son sus objetivos en la vida, sin perder la dignidad.

Mi intención es persuadir a la juventud a despertar a tiempo sobre los pasos y decisiones que toman en su vida. Que esa felicidad de apariencia, desde lo visible, desde los placeres, la vanidad y el confort no le llenara el vacío que llevan dentro.

Diminson no es un ser humano perfecto dirán algunos, pero verlo a diario en la calle en su función y no derrochando su dinero en satisfacer vacíos existenciales, producto de la baja autoestima y para llenarle los ojos a los demás, me dan la seguridad de que lo que él hace produce más que lo que tu hace murmurando, criticando y llevando vida.

Feliz Tardes! 

 
Diseñado por Jose Veras Design para contrataciones 829-290-7382