El problema de la sal en Montecristi explicado de manera sencilla

Por.- Willian Baldayaque


Lo primero es recordar que existen dos grupos de salineros en Montecristi.

El primero es el salinero pobre que no tiene dinero para impulsar sus cuadros de sal, nunca ha encontrado un banco que le  preste dinero, para de esta forma invertirlo contratando manos de obra, producir más sal y así ser competitivo.

El segundo es el salinero rico, compra a precio de vaca muerta la poca sal, que pobremente los productores pobre producen,  y así se beneficia del desorden, de la falta de organización, y de la falta de unidad de parte de los salineros pobres.

Es bueno destacar que la poca organización y falta de mercado, hace que el precio de la sal, nunca tome un valor que permita a estos mismos independizarse de quienes se la compra a precio de miserias.

La solución, el presidente Luis Abinader ha manifestado interés en ayudar a este sector, y si logramos el respaldo del gobierno, y se organiza el mercado el producto pues tomara un mejor valor y podrá sostener su producción, cubrir los gastos y deudas que adquiera a través de la Cooperativa que se planea organizar.

Si esto se logra, el rico no podrá comprar más sal barata como ahora y tendrá que dedicarse a producir su propia sal y competir en igualdad con los demás.

Ante esta realidad, nos queda solo una cosa, que el gobierno continúe con sus planes y se lleve por delante a todo el que se oponga y quiera continuar beneficiándose del caos, para que la gran mayoría pueda al fin sea beneficiada, y dignificada, como esperamos los buenos Montecristeños.

 
Diseñado por Bellota Hosting para contrataciones 809-751-2222