Consejo al PRM

Melvyn Pérez


En mi opinión el presidente Luis Abinader metió la pata al incluir en su gobierno a demasiados activistas que al parecer no saben hacer otra cosa que protestar, y ahora hacen oposición desde el gobierno del cual forman parte, en lugar de llevar a cabo el cambio prometido.

Desde oposición tenían la solución para todo al alcance de la mano, es muy fácil solucionar problemas a golpe de tweets. Ahora desde el poder parecería que escasea la capacidad de crear consensos y asumir compromisos.
Me asombra ver altos cargos apoyar en público las protestas por problemas que deberían estar resolviendo, azuzando un activismo que denota deslealtad, rayando en la insurrección, quizás para para desviar la atención o tapara otras negligencias.
Algunos funcionarios deben entender que el apoyo recibido en las urnas buscaba que resuelven los problemas que por tanto tiempo denunciaron; no se les paga para que sigan denunciando. Es tiempo de hacer, de construir, de echar a andar el cambio prometido.
El poder que no sirve para lograr un cambio será efímero, y rápidamente olvidado. Las mayorías logradas por el PRM a nivel municipal, legislativo y presidencial deben traducirse en políticas públicas relevantes, más allá que cambiar nombres a calles y parques.

Politólogo e informático.
Escribo sobre política.
Siempre digo la verdad incluso cuando miento.

 
Diseñado por Bellota Hosting para contrataciones 809-751-2222