Se estudia por vocación o por amor al dinero?

Por.- Willian Baldayaque

Hace poco le pregunte a mis hijos que le gustaría ser de grande, con el fin de saber que había en sus mente sobre este tema en particular. La sorpresa y el desencanto fue la repuesta del varón ¨Wilian¨, cuando a diferencia de sus hermanas que dijeron querer ser médico y una abogada, él, Willian, dijo querer ser bombero.

Evidentemente nadie quiere que sus hijos sean bomberos en este país, por la condiciones de salarios, de trato y valor que se le da. O sea, nadie piensa en la importancia que tiene la carrera, sino más bien, en el beneficio económico que podría obtener al ejercerla y yo quiero que Willian algún día me compre una casa, cosa que como bombero en este país dudo.

Es así como todos, dejamos de lado el deseo de hacer algo por vocación, y aceptar la realidad que nos presenta el país, de escoger aquellas carreras que nos den la estabilidad económica que todos deseamos, para así pagar el lujo que nos dice la televisión es lo mejor.

Justamente por esto, hoy nuestros profesionales carecen de la dignidad, honor y la ética que se espera. Por esto vemos jueces, fiscales, abogados, médicos, ingenieros, entre otros profesionales que ejercen la carrera sin ningún pudor y así obtenernos los resultados que hoy vemos del caso de la joven abogada, apuñalada por su esposo 7 veces, y que luego de una condena de 5 años, por negocios y beneficios particulares se cambió la pena a solo un año, involucrado en todo esto, desde jueces, fiscales y familiares de la joven.

Evidentemente no todos somos iguales, pero si podemos asegurar que en parte, por este motivo nuestro profesionales dejan de ejercer su carrera con la ética profesional que muchos juraron mantener y el ejercicio de la carrera se convierte en solo el interés que se puede obtener.

 
Diseñado por Bellota Hosting para contrataciones 809-751-2222