martes, 17 de septiembre de 2019

Que pasa con la juventud de hoy


Por.- Willian Baldayaque

Hace días 5 menores de edad, que conducían un auto en la autopista Duarte en La Vega, perdieron la vida al impactar contra una pared debido a la alta velocidad que conducían y por consumir alcohol a la vez.
Hace días un joven ahogo a una joven de 15 años del cual estaba enamorada, en una piscina, por cuestiones de celos. Según informaciones de la familia la perseguía y celaba siempre.
Hoy un joven de 20 años se ahorco, dejando una carta donde explicaba que se había enamorado de ella como no pensó en la vida.
Evidentemente estamos frente a una cruel realidad que como sociedad, no hemos sabido enfrentar y buscarle un stop rápidamente. Ni siquiera creo que el Estado esté pensando seriamente como reducir estos problemas, que nos llegan a afectar a todos.
Mientras la felicidad y la fortaleza no se construyan desde lo interior, y no desde lo visible, desde los placeres, la vanidad y el confort, seguiremos teniendo una juventud vacía y con la autoestima débil y a la vez, hombre y mujeres con los mismos problemas.
No tengo la varita mágica para solucionar estos problemas, pero como ciudadano, padre y hombre me preocupa y pienso en soluciones. Y una de ellas no dudo que sea que los padres presten más atención a lo que hacen sus hijos, con quien salen, que escuchan, que ven y que hacen.
Necesitamos ser más celosos con ellos. Aunque nos cataloguen de ser padres gruñones y molestos, al final lo que importa es fortalecerle de forma tal, que vayan por la vida seguro de sí mismo. Con la capacidad de sobrepasar cualquier experiencia de adolescente y con la visión clara de que realmente es lo que importa y tiene valor en la vida.
Dios no ayude a ser sabio y saber que herramienta utilizar para enfrentar estas situaciones que se dan hoy en los medios, pero que pueden llegar a nuestros hogares.

 
Diseñado por Jose Veras Design para contrataciones 829-290-7382