jueves, 20 de septiembre de 2018

Sobre el Gremio de Montecristi

Willian Baldayaque

Hace unos días he visto la indignación de algunos moradores, por la destrucción del antiguo edificio que por más de 50 año operaba la casa club de los trabajadores de la construcción y marinos mercantes en Montecristi (El Gremio).
La propuesta de algunos era la reparación y construcción de una museo del deporte, con la finalidad de que los turista encontraran un espacio que visitar, y donde se mostrara la cantidad de beisbolistas que la provincia de Montecristi ha brindado al país, en especial el primero Osvaldo Virgil.
Sin embargo la alcaldía decidió ceder este edificio a la procuraduría, para la construcción de una oficina, donde funcionara la ¨Dirección contra la Violencia de Género¨, que sin duda será de mucha importancia, no obstante un bien no puede restarle a otro bien y un edificio que es un símbolo histórico, no pudo ser tratado al menos, como sucedió.
Los patrimonios históricos son legados que permite establecer vínculos con lo que funciono en algún momento en ese lugar. Todo el que viaja se toma foto en los principales lugares histórico que visita, inclusive, son esos lugares los más visitados por los turista. De modo que Montecristi no puede darse el lujo de perder esos lugares que no dan nuestra identidad de ser una ciudad antigua y que jugó un rol importante en los inicios de la construcción de nuestra patria.
Otras razones:
1.- El Patrimonio Histórico es de todos, común, colectivo y propio.
2.- El Patrimonio Histórico posee un importante valor de identidad.
3.- El Patrimonio Histórico es limitado, no renovable, vulnerable y frágil.
4.- El Patrimonio Histórico, además, es necesario, valioso y útil.
5.- El patrimonio histórico es un legado que nos vincula con el pasado y lo actualiza, lo hace presente y tangible.
Hace poco la familia Socias, vendió su casa familiar a un arquitecto frente al parque Manolo Tavarez Justo, con la condición y acuerdo de conservar el mismo modelo arquitectónico de la época victoriana. Si han pasado o se fijan en la foto, la casa quedara totalmente igual, que la que alojo por años a esa familia, sin perder su identidad y nosotros un monumento más.
Acaso la alcaldía no podía hacer lo mismo?
Acaso la procuraduría no tiene dinero y recursos de más, para construir el edificio y mantener la misma arquitectura que nos conservara en la memoria en antiguo monumento?
Considero que la alcaldía debería consultar con la población siempre, para no tomar este tipo de decisión arbitraria, el pueblo es el soberano y sean unos pocos o no lo que se opongan, no hace daño escucharle.
Siempre hay un punto medio...

 
Diseñado por Jose Veras Design para contrataciones 829-290-7382