miércoles, 15 de agosto de 2018

Cuidado con las Víctimas

Willian Baldayaque
Montecristi

Mi experiencia en la política me ha permitido conocer muchos personajes, con diversas características y disfraces. Pero jamás uno tan peligroso como el que se pasa la vida siendo Víctima.
De una forma muy profesional estos personajes andan por ahí engañando a los demás con sus historias tristes y preocupantes, logrando persuadir con sus actuaciones, a todos a su alrededor, ya que si la situación no gira en torno a ellos, pues simplemente alegan que nadie los entiende y no se ponen es su lugar.
Veámoslo en estos ámbitos:
-En lo político:
La victima es el que más necesita, nunca está conforme con el gobierno y con lo que tiene. La mayoría de los casos tienen buenos salarios en el gobierno y logran con su actitud de incomodidad que sus hijos, primos, nietos, hermanos igualmente cobren. Porque ellos son los más necesitados, los que más saben de política, los que son más viejos en los partidos, en fin, su situación es tan mala, que ellos necesitan el mundo para saciar su sed egoísta.
-En lo social:
Siempre está el personaje que no sale de "en mala", siempre necesitan dinero para algo, sea una operación, cirugía, recetas, zinc, cemento, tabla para reparar o comprar algo, para viajar, para darle la vuelta al mundo. El fin, siempre necesitan y te cuentan su situación de forma tan convincente que tú no tienes capacidad para saber si es un disfraz de víctima o simplemente es una situación real te engañan.
-En la amistad:
En esto son muy peligrosos, ya que se comportan de forma tal, que utilizan a los demás amigos y su situación para que siempre estén a su alrededor, para que siempre le atiendan, le presten atención a sus problemas, a sus experiencias, a su
vida, a sus casos.
Los demás no importan, los demás no sufren, no padecen, no están pasando por situaciones difíciles, solo ellos merecen ser atendidos, logrando sugestionar a los demás y si en algún momento le fallan por cualquier circunstancia, pues no era la amistad que esperaban de ti. Ojo, suelen ser celosos y envidiosos... si algún amigo se lleva bien con otros. Porque solo el lazo de su aburrida amistad a su lado es lo que está permitido.
-En el amor o en las relaciones:
Ojo, si su pareja se comporta de esta forma es pura manipulación y engaño. Regularmente la pareja no la entiende, o no acepta su situación. Siempre tiene una excusa que le permite estar a la defensiva. Si se le enfrenta o trata de aclararse algunas situaciones en la que evidentemente esa persona perderá, suelen molestarse y alejarse. Porque en el momento que no se le ve como víctima, prefiere mejor no estar, para seguir buscando refugio con el mismo comportamiento. Ya que dicha actuación siempre encuentra quién le consuele o se interese por escuchar que le pasa, oportunidad para hipnotizar e iniciar un nuevo proceso de víctima y estúpidos.
La fórmula para identificar las víctimas en estos diferentes puntos podrá ser fácil. Solo si dejamos de creer en sus viejas actuaciones. Simplemente despierten, reaccionen, abran los ojos, no están obligado a permanecer en esa película de terror, protagonizada por un personaje que su vida es única y exclusivamente la de ser víctima.
Una de dos: O lo enfrentas y le quitas la máscara, sabiendo que tendrá un enemigo luego o simplemente déjalo actuar y ver si con el transcurrir del tiempo, la misma víctima se da cuenta de su actitud inmadura, manipuladora, falsa y estúpida.
¡Buena suerte!

 
Diseñado por Jose Veras Design para contrataciones 829-290-7382