"Ser bueno es malo, y ser malo es bueno"

Por.- Alberto Apont
La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas

Últimamente he desarrollado una sensibilidad que me vuelve vulnerable ante tantas cosas, pero siento que a la vez me vuelve más humano en un mundo de desapegos, de frivolidad. Un mundo que cada vez es más indolente, en el que cada día la vida vale menos.
Nos hace falta humanidad, sentir nuestro los problemas de los demás. Nos hace falta desearle lo mejor al prójimo y ayudar cuando vemos al otro en dificultad, me incluyo. Yo también he fallado.
Siento que nos vamos acostumbrando tanto a las tragedias ajenas, que llegamos a sentir nula importancia ante todo lo que no nos involucre, que detrás de las pantallas sentimos estar a salvo sin darnos cuenta que habitamos un mismo mundo que se desmorona a pedazos, y nosotros somos parte de él.
Pesan tantos los prejuicios, los problemas, una confusión. Nadie pide perdón, todos creen que decir "discúlpame" es símbolo de debilidad. Todos queremos ser mejor que el otro y dejarles ver a los "espectadores" nuestro "valor", grandeza, adquisición, popularidad, bienes...
Verle y pensar en el poder de una confusión, en su final, sencillamente me pone muy triste; seré sincero, lágrimas caen por mis mejillas, quienes me conocen saben cuan débil puedo llegar a ser ante una situación así.
Me he pasado la semana leyendo sobre su historia, y verle siempre dispuesto, solidario en sus clases, sonriente; emanaba esa pureza que solo brota de los corazones nobles y humildes, hace que lamente aún más su inmerecido trato. Cuanto me duele que a una persona como él le hayan quitado la oportunidad de cambiar el mundo, de ser parte de esa gente con corazones así que tocan generaciones.
¿Por qué la maldad gobierna este mundo?
¿Por qué hacer algo bueno es motivo de críticas y envidia, mientras que lo malo es propagado abiertamente?
Hoy contamos con un muchacho bueno menos en la sociedad, mientras un mensaje implícito cobra vida en mi subconsciente: "la gente buena sufre, mientras los malos ríen y disfrutan", "ser bueno es malo, y ser malo es bueno".
Que tu simpleza, tu humildad y tu nobleza nos haga reflexionar y cambiar, que los niños, sí, porque era un niño a penas, como tú nunca hagan falta.
Pueblos enteros lloran tu partida. Mira si eres grande, que seguirás brillando aunque no estés aquí, y esa luz resplandecerá eternamente y para siempre.
Descansa en paz, pequeño Junior Lesandro Guzmán Feliz.

 
Diseñado por Bellota Hosting para contrataciones 809-751-2222