jueves, 19 de julio de 2018

Las botellas en Montecristi y su consecuencia

Willian Baldayaque
Montecristi

Ayer le pedí a una joven llevará un currículum a un lugar para que fuera tomada en cuenta para un trabajo. De todas las personas que entiendo merecen ayuda, pensé en ella por su condiciónes de necesidad tanto de ella como de su familia. 

Lleno de satisfaccion por ayudar a buscarle un empleo y pensando que a ella le agradaría la noticia, me enfrenté con la cruda realidad que muchos jóvenes sufren y padecen en carne propia. 

Quizás muchos dirán que eso es exagerar, que dinero para un currículum tiene o consigue cualquier persona. Pero como dicen, el corazón de la auyama solo la conoce el cuchillo.

Mientras políticos tienen a su esposa, sus hijos, amigos, allegados y queridas cobrando en instituciones del Estado en Montecristi.

Existen familia que no tienen para poner nada en la mesa y mucho menos 25 pesos para imprimir un currículum y pueda iniciar un trabajo que le provee para comer y pagar sus estudios. 

Unos de los libros que más me impacto del profesor Juan Bosch fue "Clases sociales en la República Dominicana", ya que refleja la realidad de muchos hogares hoy en día. 

En este libro Bosch describe la clase sociales el diferente parte, pero me voy a referir a la que el describió como la clase baja o inferior. En las cuales se encuentran la mayoría de los dominicanos que no tienen para darle de cena a sus hijos, pero muchos menos saben que darán de desayuno o almuerzo al día siguiente.

Usted dirá que eso es responsabilidad de cada quién, pero en mi opinión me cuesta creer que su partido PLD, fundado por él, sin restarle a los logros obtenidos, aún en 20 años de gobierno, existan familia que padezcan la situación de esta joven.

Más penoso es saber, que no es por falta de dinero que no se ayuda a los demás, sino porque unos cuantos lo tienen y lo quieren absolutamente todo. 

Fooo porque su ambición y avaricia hiede...

 
Diseñado por Jose Veras Design para contrataciones 829-290-7382