miércoles, 25 de julio de 2018

Emprendedores en Montecristi


Willian Baldayaque
Montecristi


En una ocasión participe en un taller de emprendedorismo de los cientos que llegan a  Montecristi. No menosprecio el interés que algunas instituciones públicas han mostrado, para traer especialista y hablarnos sobre el tema. Eso lo aplaudo y sé que tiene sus beneficios, pero siempre dependiendo de las personas que lo haya tomado.

En lo personal creo mucho en la evolución del pensamiento y que las ideas deben de ir adaptándose a los nuevos tiempos, actitud que las instituciones dedicada al promover estos talleres no logran entender y así, sus ayudas resulten más eficaces.

Pero no es así, en los talleres vemos surgir miles de proyectos nuevos, cientos de ideas, decenas de brillantes iniciativas y todo se van a la M, por un factor primordial….Los recursos…

En una ocasión interrumpir una reunión para consultar si detrás de otros talleres que llegaba a mi querido pueblo, tenía al menos en sus planes, contemplado el financiamiento de los talleres. La repuesta fue un rotundo NO, acompañado del argumento de que no solo es el dinero…

En un país donde el 48.4% de los dominicanos trabaja en el sector informal, cifra según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), no le veo la vuelta que sigan trayendo talleres para emprender, cuando aquí lo que se necesita es dinero. Idea y recursos para crear negocios hay de sobra.

De modo que si existiera la verdadera intención de ayudar a los emprendedores, esos mismos países que financia dichos talleres, al menos a las mejores ideas, deberían de apoyar con recursos y no con más ideas de cómo hacer lo que en otros talleres identificaron que es más factibles para ellos.

Más penoso es ver las instituciones financieras del Estado, como es el Banco de Reservas y Banca Solidarias que le dicen a los emprendedores, que no hay recursos para sus proyectos y así ver sus ideas y sueños frustrados. Pero si es para un salón, una paletera,  un motor para concho o una fritura, automáticamente aparece el dinero, como si lo que se pretendiera fuera mantener la miseria y no ayudarle a alcanzar mayores sueños con sus proyectos.

Yo particularmente estoy harto del tema emprendedorismo, son como los libros de superación personal, que solo se hace de dinero aquellas personas que lo escribes, igual que aquellos que solos nos dicen como emprender, pero sin el empujón de los recursos.

La gente lo que quiere es dinero para desarrollar sus negocios, vamos a ser un poco más serio y dejar esos talleres cuando a los mejores proyectos se tenga intención de aportar. 

 
Diseñado por Jose Veras Design para contrataciones 829-290-7382