sábado, 30 de junio de 2018

El verdadero amor cristiano es el servicio al prójimo

Por.- Willian Baldayaque
La imagen puede contener: 1 persona
Nada más hipócrita que un creyente de Dios y su hijo Jesucristo, que aquel que se vuelve experto en alabar con la boca a su creador, pero que en la práctica sus acciones son de odio y maldad hacia su mismo prójimo.
El artista Ricardo Arjona en su canción ¨Jesús es Verbo y No Sustantivo¨, nos muestra algunas críticas puntuales a las diferentes religiones que hoy el día nos permite evaluar que tan divorciada están las religiones y algunos de sus seguidores del verdadero ejemplo que nos dejó Jesucristo.
Algunas letras de la canción dice:
¨Porque hablar y escribir sobre Jesús es redundar, sería mejor actuar
Luego, algo me dijo que la única forma de no redundar es decir la verdad
Decir que a Jesús le gusta que actuemos no que hablemos
Decir que Jesús es más que cinco letras formando un nombre
Decir que Jesús es verbo no sustantivo¨.

Sé que muchas personas no se han detenido a escuchar esta canción, donde claramente aprendemos que Jesús no es solo hablar, sino que es acción, es obra, es solidaridad, compasión, asistencia, servicio, auxiliar, asistir, amparar, socorrer, apoyar, secundar, proteger, defender, reforzar, favorecer, fomentar, impulsar, colaborar, cooperar, coadyuvar, mediar, influir, contribuir, remediar, sostener, costear, donar, en fin aliviar.
En una ocasión un líder religioso llego a una vivienda la cual se había quemado, al ver la familia llorar desconsolada por haber perdido todo, saco una papeleta de 5 dólares y dijo a los demás vecinos que se acercaron a solidarizarse: Mi dolor llega a 5 dólares, a cuanto llega el tuyo?
Desde entonces he sabido que Jesús no está entre 4 paredes, sino que está ahí en la calle y en cada oportunidad de servir no con dolor, sino con acciones, como nos enseñó el artista Jesús Adrián Romero en su canción: Ayer te vi.
¨Te vi en un niño de la calle sin un lugar para dormir
Te vi en sus manos extendidas pidiendo pan para vivir
Te vi en sus ojos suplicantes y en su sonrisa titubeante, ayer te vi
Te vi en un cuarto de hospital, en soledad te vi llorar
Te vi en el rostro atribulado de un enfermo desahuciado
Sin esperanza de vivir, cansado de tanto sufrir, ayer te vi¨…

Jesús anda ahí en la calle, anda ahí al doblar en la esquina y en la oportunidad de ayudar a tu prójimo. No está en las quejas, no está en la indignación o en la muestra de dolor, está en las acciones que llevan alivio y paz.
Gracias al Senador Heinz Vieluf, a Andy Manuel Peralta y a Garcia Muñoz por ir más allá de la indignación y decidir colaborar con acciones en la ayuda al Señor José María Medina.
El que quiera ser más grande en los cielos, que sirva a los demás… Jesús de Nazaret.

 
Diseñado por Jose Veras Design para contrataciones 829-290-7382