¨Más vale chiquito y juguetón, que grande y manganzón¨


Por.- Willian Baldayaque 
4 consejos para la salud del pene

Hace día comentaba como de muy  joven me topé con la columna de la sexóloga dominicana Nancy Álvarez, conocida como ¨Consultando con Nancy¨, donde los lectores enviaban sus preguntas, para obtener una orientación respecto a sus problemas sexuales.
Ciertamente las consultas sobre el tamaño del pene eran muy frecuentes, lo que evidenciaba que este ha sido un tema de interés o de muchas preocupaciones de los hombres. Ante esta preocupación tan común, solo recordaba la jocosa y particular repuesta de la Doctora Nancy: ¨Más vale chiquito y juguetón, que grande y manganzón.¨
Aunque existe una ampliar falta de orientación sexual en el país, el hombre y la mujer no se preocupa por conocer nada al respecto, sino que andan por ahí con ideas muy erradas sobre el sexo y sus órganos. Sus conocimientos sobre sexualidad lo extraen de película pornográfica, de cuentos de amigos, charlas de patio o callejón, tabúes de sus padres trasmitido por generación, de novelas y cuentos de camino que amigos y amigas en intimidad comparten, en donde regularmente todos son expertos en la materia.
El dominicano es el que más sabes del sexo, es lo más duro, lo más fuerte, aprendió que hay que darle duro y la mujer aprendió que si no le dan pescozones no se excita y el hombre no está complacido, por solo mencionar un ejemplo. Las películas de sexo mostraron que tres horas de penetración corrida y sin parar es lo que le gusta a ella y hoy los hombres corren a la farmacia en búsqueda de ayuda, porque si no es a darle duro, eres un palomo o flojo.
Producto de este problema, hoy en día los jóvenes son los mayores consumidores de pastilla para aumentar la potencia sexual, cuando la realidad es que estas pastillas se crearon para personas de mayores de 60 años. Pero como existe tanta desorientación, el mercado se beneficia de dicha ignorancia.  
Pero si el tema de la potencia sexual es un problema, el tamaño sí que es preocupante. Frecuentemente jóvenes y adultos en consulta entienden y creen que tienen el pene muy pequeño,  lo que según médicos especialistas dicen que esta idea le ha afectado el desarrollo de su vida en muchos aspectos. Producto de la confusión y mala información.
Según datos: ¨De todos los pacientes que acuden a la consulta de urólogos, con la preocupación del tamaño de su pene, solo entre 1.5 a 2% tienen realmente un pene pequeño o lo que es lo mismo un micro pene, lo que quiere decir que de 100 hombres que visitan la consulta de Urología por esta preocupación, realmente solo uno o dos hombres tienen el problema y por ende entre 97-99 hombres que nos visitan están normales.¨ Es decir, si tomamos esta muestra y la aplicamos a la población podríamos tener el mismo porcentaje con muy mínimo error en el resultado.¨
El destacado urólogo, Pablo Mateo, agrega: Como se puede ver, es alarmante la cantidad de hombres que en la realidad lo que tienen es un problema imaginario o de percepción que, en la mayoría de los casos, se produce porque empiezan a compararse con los demás, o porque en la adolescencia o niñez un familiar hizo comentarios inapropiados delante de los niños, o empiezan a compararlo con el amiguito, con el primo o el hermano, y esto trae como consecuencia un trastorno de autoestima que puede superarse, pero que en algunos casos afecta al hombre por el resto de la vida.
De hecho, según algunos estudios, muchos trastornos de personalidad y autoestima se originan en los mismos hogares, por los mismos padres, amigos, en centros de educación o familiares muy cercanos, entre otros.
En realidad, la mayoría de los hombres con esta preocupación lo que tienen es un trastorno de imagen corporal, o ansiedad por pene pequeño, y algunos tienen incluso lo que se llama Síndrome de Dorian Gray (preocupación excesiva por el aspecto del propio individuo, acompañado de dificultad para aceptar el envejecimiento o la madurez emocional).¨
En conclusión amiga y amigo, si usted tiene problema con su tamaño visite al urólogo y si es usted amiga no está conforme, visite un psiquiatra corriendo, que su problema es otro evidentemente.  

 
Diseñado por Bellota Hosting para contrataciones 809-751-2222