Enemistades repentinas: Estupidez e Inmadurez

Por: Willian Baldayaque
Recuerdo como ahora mismo, cuando leí una frase de Albert Einstein, en la columna de historia del periódico que mi padre compraba a diario, para mantenerse informado.
En ese tiempo no eran muy comunes las televisiones, ya que apena habían en el barrio algunas 3. Mucho menos eran comunes las computadoras, el uso de las redes sociales, los celulares, en fin ninguna tecnología.
Gracias a la falta de esas tecnologías pude aferrarme a la lectura y encontrarme con la frase de Albert Einstein que cita de la siguiente forma: "Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro".  Es decir que este gran científico y considerado unos de los hombre más inteligente, Albert Einstein, no tenía ni una duda de que el ser humano es estúpido y que su estupidez es infinita.
Enemistades repentinas: Estupidez e Inmadurez
Porque este título? Pues es observado que personas que he tratado y conocido de forma repentina, y sin tu tener idea de que sucede. Simplemente se alejan de ti y se desaparecen, sin ninguna explicación lógica o razonable.
Con el tiempo, te entera que estas personas asumieron esa actitud, por simpleza de que fulano le había dicho a él, que yo dije que él era esto y lo otro.  O sea, la gente no se preocupa por averiguar de frente con las personas los malos entendido, sino que asumen como verdad lo que le llega, de un tercero.
Como diablo usted rompe una relación de amistad o de cualquier índole, por el hecho de que fulano me dijo que tu dijiste de mi x cosa, sin averiguarlo?
Que estupidez es esa, de que no te volví hablar porque me contaron una cosa de ti y esa persona nisiquiera averigua o enfrenta a esa persona para confirmar si es verdad o no?
Son tantas las relaciones que se han destruido por esta conducta, que no solo la considero estúpida, sino  que la considero inmadura y digna de tratamiento psicológico. Con razón el reconocido psicólogo dominicano José Miguel Gómez  decía: “La sociedad está de psiquiatra”.
Francamente me da igual esta conducta. No me interesa ningún tipo de relación con esa persona, ya que demasiado problema tiene uno que atender en esta vida, como para andar por ahí averiguando que le pasa a fulano y porque. Pero no deja de ser un tema digno de atención, ya que causa más pena que tomarlo en serio.

A esas personas que se van, sin detenerse averiguar de frente con carácter y madurez, que vayan urgente a un psiquiatra, porque sin duda no andan bien y eso da mucha pena. 

 
Diseñado por Bellota Hosting para contrataciones 809-751-2222