martes, 12 de diciembre de 2017

Dios debió darme una Ana Carolina como hija?

 Por.- Willian Baldayaque

Mi hija mayor tiene tan solo 9 años, lo cumplió hace poco y a su poca edad ha desarrollado grandes habilidades que muchos adultos carecen. Habilidades y destrezas como leer bien, pronunciar bien las palabras, escribir aceptablemente, analizar los cuentos que le ponen, sacar conclusiones, mensaje central, razonar, meditar, utilizar los recursos y adaptarlo a la realidad. Hace sus tareas sin ayuda, conversar con sentido de coherencias y seriedad, sin reírse cada 3 segundos por nada, como muchas jóvenes hoy lo hacen esquizofrénicamente.

Actualmente puede leer cualquier cosa, estudia inglés y escribe en su diario personal las vivencias que para ella tienen significado. Llora por cosa emotiva, como cuando tiene que despedirse de mí y cuando siente que le ha fallado a su mama y le llaman la atención.  Expresa amor y afecto hacia las personas que quiere y siempre utiliza las manualidades para dar sorpresa cuando se trata de fechas especiales, como cumpleaños.

Me pidió un perro de regalo el cual no le he dado, porque por experiencia sé que este animal no estará tanto tiempo como ella quisiera, y que luego de encariñarse lo vera morir en cualquier momento y ella no podrá hacer nada para verlo ir. Pero he entendido que debo dejarla que experimente y viva su propia experiencia y pronto le haré su regalo.

En fin, es una niña con grande cualidades que a medida que siga desarrollándose, ira fortaleciendo su potencial para afrontar la vida de una forma más inteligente.  

Pero me preocupa algo y eso me lleva seriamente a preguntarme lo siguiente: Si mañana Rachel no cuenta con grandes senos y enorme trasero como Ana Carolina, que sucederá con ella? Podrá ser presentadora de televisión si algún día lo desea? Conocerá un hombre que la ame y valores sin esas cualidades? Sera contratada en algún trabajo si carece de esos atributos? Sera evaluada justamente por su preparación y capacidad sin esos dotes?

O debo seriamente empezar ahorrar, para cuando tenga una edad considerable, dotarle de una operación que le permita contar con un enorme culo y enorme senos y así, sea mucha más fácil ser aceptada en esta sociedad y pueda fácilmente encaminarse sobre el camino del éxito que hoy en mundo establece como referente.


Debió Dios darme una Ana Carolina como hija?

 
Diseñado por Jose Veras Design para contrataciones 829-290-7382